Square Enix ha publicado sus últimos resultados fiscales. En estos se demuestra, al igual que durante el pasado mes de agosto (cuando cerraba el trimestre anterior), el incremento de usuarios que ha supuesto la última expansión de FINAL FANTASY XIV para el juego.

Sin embargo, estos son los primeros informes que hablan, no del número de usuarios registrados en el MMORPG — que ascienden a casi diez millones según los últimos registros—, si no del aumento de usuarios registrados con una suscripción de pago. De hecho, tanto este aumento de usuarios como las ventas de FINAL FANTASY XIV: STORMBLOOD han supuesto un “robusto” año para la compañía y ya se estiman grandes ingresos para el próximo año fiscal, que dará inicio el próximo mes de marzo de 2018.

VentasFFXIVStormblood