Tras el lanzamiento de FINAL FANTASY XV el 29 de noviembre del pasado año 2016 su equipo de desarrollo no ha dejado de lado la idea de llevarlo a otros dispositivos. Sin ir más lejos, el juego llegará el año que viene a PC y FINAL FANTASY XV: POCKET EDITION hará lo propio —aunque en versión “en miniatura”— en Android.

Con estas, no resulta sorprendente la llegada del título a Xbox One X con una serie de mejoras sobre su calidad técnica original. Estas se encuentran ya disponibles mediante una actualización gratuita que incluye tres nuevos modos de juego:

  • Steady: Optimiza el funcionamiento del juego con FPS fijados en una calidad de 1080p.
  • Lite: Mejora el framerate cuando se encuentre por encima de los 30 frames por segundo y en calidad 1080p.
  • High: Optimiza el rendimiento con un renderizado 4K.

Por otro lado, se ha confirmado que la consola utiliza un 4K nativo, y no escalado, y que se contarán con mejoras adicionales como texturas y sombras en alta resolución.

FFXV-XboxOneX