UN PUNTO DE PARTIDA

Pongámonos en situación. Estamos en la Barcelona Games World, uno de los mayores eventos de videojuegos jamás realizados en España. El ajetreo de gente y los anuncios por megafonía son continuos. Te sientas en un stand para probar el juego que llevas esperando durante años frente a un televisor de 32’’ apenas a un metro de distancia…

Seamos sinceros, FINAL FANTASY XV no ha sido diseñado para ser jugado bajo estas condiciones, es injusto para mi experiencia y para el propio juego.

Dicho lo cual, y conociendo ya el contexto, voy a contaros con total sinceridad cuáles han sido mis impresiones al probar la versión pública más reciente de esta esperada entrega.

Es importante mencionar que el juego corría bajo una PS4 estándar y que era una versión “completa” del mismo convenientemente adaptada para su exposición al público. Si te las ingeniabas para que los responsables de PlayStation no te pillaran, podías acceder al menú principal y empezar “Nueva Partida” (un chaval se llevó una bronca descomunal cuando descubrieron que había iniciado el capítulo 0). Sin embargo, lo normal era que los azafatos cargaran una partida guardada cada vez que alguien se sentaba a probar la demostración, te dejaran patear un desierto durante 30 minutos y te pidieran amablemente que cedieras el turno al siguiente en la cola.

Por suerte, se portaron especialmente bien con nosotros y tuvimos el privilegio de probar la demo durante más de una hora, alcanzando algunos elementos narrativos que… bueno, os detallo en los siguientes apartados (sin spoilers, claro).

¿GRÁFICAMENTE IMPECABLE?

Que FINAL FANTASY XV ha tenido uno de los desarrollos más accidentados en la historia de los videojuegos no es ningún secreto: cambios de plataforma, director, guión, personajes… la pesadilla de cualquier equipo de desarrollo. Uno podría pensar que el aspecto gráfico del juego pudiera haber quedado desfasado, y no es para menos.

En esta época en la que todos los juegos deben estar a la última en tecnología, no es ninguna sorpresa que las herramientas gráficas de un juego que lleva en desarrollo alrededor de cuatro años (recordemos que FINAL FANTASY Versus XIII estaba siendo desarrollado para PS3) pudieran haber quedado algo obsoletas. El motor gráfico que Square Enix desarrolló internamente para sus estudios y estaba siendo utilizado para FINAL FANTASY XV ha dado más de un quebradero de cabeza a sus desarrolladores, tanto es así que ni siquiera FINAL FANTASY VII REMAKE hará uso de él.

ffxv-regis

El propio director del videojuego, Hajime Tabata, nos confesó durante nuestro encuentro con él en la feria de Barcelona que este fue de lejos el aspecto más difícil del desarrollo.

Para más inri, los tráilers que el equipo mostraba hasta hace algunos meses lucían impecables y las últimas imágenes levantaban las alertas sobre un posible downgrade en el apartado visual del juego. ¿Es ya una realidad este bajón del aspecto gráfico? La respuesta corta es “sí”. Respuesta larga: “Sí, pero…”

El apartado gráfico de un videojuego no es tan sólo resolución, miles de elementos en pantalla, y demás aspectos técnicos. FINAL FANTASY es diseño, es arte, composición y equilibrio; y en eso os puedo asegurar que FINAL FANTASY XV sigue siendo un FINAL FANTASY al 100%.

¡Así que claro que el juego sigue luciendo gráficamente impecable! Las animaciones que pude ver durante la demo eran sencillamente increíbles. Cada movimiento, efecto, y transición entre estocada y voltereta son un orgasmo visual que hacen de cada combate una experiencia única digna de repetir una y otra vez. Los detalles están cuidados hasta un nivel enfermizo; la chaqueta de Noctis, el tupé de Prompto… absolutamente todo está diseñado para dar un aspecto realista, reaccionando al viento o la inercia de los movimientos de los protagonistas.

Si bien es cierto que sólo pude visitar las localizaciones del desierto y la playa, y que el despliegue gráfico era limitado por razones obvias, la distancia de dibujado estaba convenientemente mejorada con respecto a los vídeos de la versión GOLD/MASTER que se publicaron recientemente. La vegetación, mucho más presente a lo largo de todo el mapa, también contaba con una resolución y detalles visiblemente aumentados.

Pero no sólo todo el aspecto visual ha sufrido mejoras durante estas últimas semanas, sino que el rendimiento y el nivel de imágenes por segundo (30 fps) acompaña de forma completamente estable. Durante todos los combates que jugué (que no fueron pocos) no noté ni una pizca de retraso en las imágenes y los movimientos de los personajes y los enemigos se percibían perfectamente fluidos.

Así que estad tranquilos, estos 2 meses de margen que han tenido para pulir el juego se han hecho notar y su aspecto gráfico no se ha quedado ni mucho menos desfasado.

DIGAMOS ADIÓS A LOS TURNOS

Aceptémoslo, FINAL FANTASY es una saga en continua evolución. Estrictamente hablando, el sistema de combate de FINAL FANTASY VII no se parece en nada al del FINAL FANTASY original. Todo el mundo puso el grito en el cielo cuando FINAL FANTASY XII propuso eliminar los encuentros aleatorios y hoy en día a todos nos resulta tremendamente tedioso jugar a las remasterizaciones de la saga sin una opción que ofrezca dicha posibilidad.

No os voy a engañar, soy un amante de los RPG’s por turnos, siendo el sistema de FINAL FANTASY X uno de mis favoritos, por lo que era particularmente escéptico a esta variable de un RPG más orientado a la acción. Sin embargo, después de probar el combate a fondo, os ofrezco una alternativa: abracemos el cambio.

Cada una de las batallas era única y distinta a la anterior

El sistema de batalla de FINAL FANTASY XV cumple a la perfección la función de cualquier sistema de juego: es increíblemente divertido.

Noctis e Ignis ejecutando uno de sus ardides conjuntos.
Noctis e Ignis ejecutando uno de sus ardides conjuntos.

Jugué la demo en varias ocasiones, y si bien el hecho de realizar la misma misión en el mismo lugar me llegó a resultar algo tedioso, nunca fue así con los combates. Cada una de las batallas era única y distinta a la anterior. Poder utilizar cuatro armas diferentes con sus respectivos movimientos e intercambiar entre ellas de forma instantánea ofrece un sinfín de combos diferentes; si a esto además le sumas los ataques enlazados (traducidos a la versión española como “Ardid conjunto”) y las habilidades propias de cada compañero, las posibilidades son infinitas.

Lo mejor de todo es que la curva de aprendizaje es elevada, por lo que al principio puede resultar confuso, pero en cuanto echas un par de combates, Noctis es una extensión de tus dedos: te elevas, teletransportas, esquivas, contraatacas… realmente premia al jugador que es hábil con las manos y el manejo se siente satisfactorio.

¿No te gustan los juegos de acción? No te preocupes. Prueba a darle un enfoque más estratégico siendo menos agresivo y apoyándote más en tus compañeros y sus habilidades. Abre el menú del “Modo Espera” y piensa tu estrategia detenidamente por unos segundos. Decide si es buena idea utilizar la habilidad de barrido “Tempestad” de Gladio para dispersar un grupo de enemigos difícil, o manda a Ignis a que establezca unos puntos sobre los enemigos que te permiten teletransportarte de uno a otro como un rayo. Mientras tanto deja que Prompto se mueva de un sitio a otro permitiéndote enlazar ataques con él que, no sólo hacen más daño y te generan puntos de habilidad (PH), sino que son un espectáculo de animación visual, a la par que tronchantes.

El sistema de combate es realmente adictivo y espectacular.

ffxv-combate2

¡Pero hay más, claro! ¿Cómo esperas combatir a los boms o los flanes sin un buen hechizo? Las magias elementales en FINAL FANTASY XV se lanzan a modo de granada; este método puede ser algo difícil de controlar, sobre todo en medio de un combate con enemigos que se mueven de un sitio a otro. Sin embargo, la curva de aprendizaje de nuevo premia a los jugadores más avanzados, que fijan rápidamente un objetivo antes de lanzar una magia sobre él. Una vez interiorizas este movimiento, el sistema de magias es tan ágil y efectivo como utilizar cualquier arma, realmente funciona.

Debemos hacernos a la idea: el control en FINAL FANTASY XV está diseñado para ofrecer una experiencia nunca antes vista en la saga, ¿por qué debería ser eso algo negativo? Que tire la primera piedra aquel que no se meó en los pantalones con el tráiler del anuncio de FINAL FANTASY Versus XIII, con todas aquellas acrobacias y efectos. Pues adivinad qué, este control respeta a la perfección todo el concepto de aquel tráiler. De verdad, os animo a probarlo antes de juzgarlo, el sistema de combate es realmente adictivo y espectacular.

"¿TE GUSTA CONDUCIR?"

Si Noctis hubiera visto la famosa campaña de marketing de BMW en televisión, creo que su respuesta habría sido tajante: “No” (ya lo entenderéis). Si tú, por el contrario, eres de los que disfruta de un manejo completo, colisiones realistas y babeas viendo cómo los discos de freno se ponen al rojo vivo en las curvas cerradas, ya te dejo sobre aviso: el Regalia no es para ti.

Los desarrolladores siempre han dicho que el coche de FINAL FANTASY XV es uno de los elementos clave del juego, un personaje más en la aventura; y después de tales declaraciones uno espera que la experiencia de la conducción manual sea, cuanto menos, gratificante y enriquecedora. No voy a tratar de suavizarlo: no es así.

Las transiciones al volante me recordaron más bien a una larga carga entre localizaciones. La conducción manual se limita a acelerar y frenar cuando creamos necesario, girar en las intersecciones o cambiar de sentido previo derrape automático en medio de la calzada, no hay más. Olvídate de sacar media rueda fuera del camino marcado o presionar el acelerador y soltar el mando, porque el coche se estabilizará automáticamente haciendo de la conducción “manual” una ilusión. En este sentido, el coche de FINAL FANTASY XV no es una “fantasía basada en realidad”; es una fantasía, sin más.

Pero no todo es malo. FINAL FANTASY XV no es GTA, ni lo pretende. Si los desarrolladores dijeron que el coche es un elemento clave del juego no es más que por estar ligado a otro elemento clave: el viaje.

keyart11

La conducción, ya sea manual o automática, permite respaldar todo el trasfondo narrativo del viaje entre cuatro amigos y la aventura en la que se embarcan. Durante el viaje en coche los personajes hablan entre ellos, proponen ir a lugares que ven en la distancia, se duermen, leen un libro… en definitiva, están vivos. Representar este marco argumental es difícil de hacer en un mundo abierto, y Square Enix ha tomado una decisión de compromiso: sacrificar libertad por una experiencia narrativa más controlada e inmersiva.

Los paisajes son espectaculares y el modo de viaje ofrece diferentes cámaras para visualizar todo lo que nos rodea a 360º. Entonces lo vi claro: los desarrolladores querían que observara el mundo que habían creado y disfrutara del viaje, sin mayor pretensión. Además, pude deleitarme con decenas de canciones de antiguos FINAL FANTASY en la radio del coche mientras Gladio pinchaba a Prompto para que invitara salir a Cindy, un momento bastante cómico que salvó la decepción de una conducción tan limitada.

Por último, me consolé pensando en que ya sabía de lo que sería capaz el coche a lo largo de la aventura (spoiler, spoiler), así que pensé: ya habrá tiempo de viajar libremente, ¿no?

TÓCALA OTRA VEZ, SHIMOMURA

Ningún FINAL FANTASY que se precie es un verdadero FINAL FANTASY sin una buena banda sonora de fondo, esto es una realidad. Ni siquiera aquellas entregas más criticadas han fallado en sus composiciones musicales, que al igual que el Regalia en FINAL FANTASY XV son un protagonista más del juego.

Dejadme que liste algunos títulos: Street Fighter II, Super Mario RPG, Legend of Mana, Kingdom Hearts…

Estos son sólo algunos de los videojuegos más importantes con los que Yoko Shimomura ha dejado huella, no sólo a una industria sino a toda una generación de jugadores. La estadística dice que seguramente hayas tarareado alguna de sus melodías antes, pero aún no sepas que es suya. Actualmente es una de las compositoras más reconocidas y cotizadas de la industria del videojuego.

Esta carta de presentación de la compositora de FINAL FANTASY XV deja fuera de lugar cualquier cosa que yo tenga que decir al respecto de las melodías que tuve el placer de escuchar durante los minutos que jugué. Sin embargo, se hace necesario reconocer su gran labor, una vez más.

shimomura_ffxv

La primera vez que escuché el tema de batalla que aparece con más frecuencia en el desierto pensé: está muy bien, pero creo que es una melodía olvidadiza y poco destacable. Cuál fue mi sorpresa que al volver a casa después del fin de semana en Barcelona, me encontré a mí mismo tarareando la melodía de un sitio para otro, ¡realmente disfrutaba tenerla en la cabeza!

En una reciente entrevista Shimomura dijo: “Con FINAL FANTASY XV no pretendo que mis melodías tomen todo el protagonismo de la escena, tan sólo que cuando vuelvas a escuchar esa melodía, evoques las imágenes que tenía asociadas, y viceversa”. Yo no lo habría explicado mejor, realmente podía imaginarme los combates que había tenido en el desierto contra los primeros escorpiones mientras tarareaba la musiquita.

Desde la relajante melodía del menú principal (que es una especie de remix del famoso Prelude de la saga), pasando por el blues de las cafeterías, hasta la música ambiental que aparece en ciertas zonas del mapa. Todos, absolutamente todos los temas encajan en su contexto y son piezas que seguirás tarareando durante semanas después de guardar la partida.

Pero sin duda, la pieza musical que más me impactó llegó en la última parte de la demostración, y que relato en el siguiente apartado…

“LOS JUEGOS DE ACCIÓN NO SON LO MÍO, PREFIERO CREAR CUENTOS”

Ya lo decía el creador de la saga, Hironobu Sakaguchi, la base de FINAL FANTASY es contar historias, esas historias que le comen a uno por dentro, le cambian y ya no olvida fácilmente. Creo que todos estaremos de acuerdo en afirmar que el apartado narrativo supone un gran porcentaje de la opinión que nos formamos sobre cada FINAL FANTASY al que jugamos. No es otro apartado cualquiera.

Cuando me dispuse a jugar a FINAL FANTASY XV en Barcelona lo hice con una premisa: probar todos los elementos jugables posibles, y probarlos a fondo. Sabía que intentar avanzar en el juego sólo podía repercutir negativamente en mi experiencia y la narración de la historia, teniendo en cuenta todo el alboroto que había en el evento y que escuchaba de fondo.

Después de una hora combatiendo en el desierto cayó la noche en el mapa, me topé con dos férreos y varios boms en campo abierto muy superiores a mi nivel. Era una batalla casi imposible. Volví a la carretera, monté en el Regalia y escapé sin saber muy bien en qué dirección iba. Llegamos a un hostal y, sabiendo el peligro que acechaba a altas horas de la madrugada, aparqué y me dispuse a pasar la noche allí esperando que al día siguiente se hubieran calmado un poco las cosas.

ffxv-noctis-luna-umbra

Fue uno de esos “momentos FINAL FANTASY”, un matiz narrativo, un giro inesperado… no necesitaba ver más.

De repente apareció Umbra, un perro bastante importante para los protagonistas del juego. Lo que ocurrió después no puedo describirlo aquí con palabras: una secuencia, un texto, y una música. Me abstraje de todo y todos, sólo estábamos yo y el juego. Fue uno de esos “momentos FINAL FANTASY”, un matiz narrativo, un giro inesperado… no necesitaba ver más, FINAL FANTASY había conseguido atraparme de nuevo. Pausé el juego y cedí el mando al siguiente en la cola con una sonrisa de oreja a oreja.

CONCLUSIONES

FINAL FANTASY XV ha sido pura incertidumbre hasta el último año de desarrollo. Sus constantes cambios en la narrativa y la jugabilidad crearon mucho escepticismo a la hora de esperar un producto que, aunque tenía un buen envoltorio, no terminaba de convencer a los fans más acérrimos. Sin embargo, todas estas dudas se han ido disipando a medida que el juego se ha hecho tangible. Visualmente impactante, un sistema de batalla novedoso y divertido, junto a una historia emotiva son los puntos clave de esta nueva entrega. ¿Conseguirá finalmente Square Enix reclamar el trono de los RPG? No va a ser tarea fácil, pero os aseguro que, lo consiga o no, FINAL FANTASY XV marcará el inicio de una nueva y próspera etapa en la saga FINAL FANTASY.

  • Odix

    Simplemente, sublime
    Ha merecido la pena esperar a que escribieras la review.

    Lo del coche al menos ya lo sabíamos e íbamos preparados para una conducción guiada.
    Dado que es lo único “malo” del juego, sigo igual de confiado de lo que ya estaba con esta entrega.

    Saludos y gracias 😉